En una operación conjunta liderada por el TC. Nicolás Guillermo Suarez Plata, Comandante del Segundo Distrito de Policía Tuluá, se llevó a cabo una intervención en establecimientos abiertos al público y sus alrededores en la madrugada de este sábado 13 de enero.

Sobre las 3:45 a.m., el TC. Nicolás Guillermo Suarez Plata, acompañado del secretario de gobierno, Martín Hincapié, el capitán de la policía, informó sobre los resultados de la operación. El comandante destacó: «Venimos de realizar una intervención a los establecimientos abiertos al público y sus alrededores».

Durante la operación, se realizaron un total de 340 solicitudes de antecedentes a personas y se verificaron 162 antecedentes de vehículos. Además, con el apoyo del Ejército Nacional y la colaboración de la Secretaría de Tránsito Municipal, se movilizaron 11 motocicletas que infringían el código nacional de tránsito.

Como resultado de estas acciones, se suspendió la actividad comercial en dos establecimientos. El primero, un establecimiento sin los documentos necesarios para su funcionamiento. El comandante del segundo distrito de Policía, «se suspendió la actividad comercial de uno de estos por no tener ningún documento que le permitiera su funcionamiento». El segundo establecimiento intervenido fue una casa de lenocinio, donde se encontró a una menor de 17 años acompañada de adultos que ingerían bebidas embriagantes. El comandante expresó su preocupación al afirmar: «Encontramos a una menor de 17 años, acompañada de adultos, ingiriendo en ese momento bebidas embriagantes».

La intervención fue realizada con el objetivo de mantener la seguridad y el orden en la localidad, evidenciando la importancia de este tipo de acciones para preservar el bienestar de la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *