En una iniciativa conjunta para abordar la creciente preocupación por la seguridad en el Distrito Especial de Buenaventura, las autoridades colombianas se reunieron en una mesa de trabajo estratégica para establecer medidas que fortalezcan la paz y protección de los ciudadanos.

En el encuentro, se evaluaron detalladamente los recientes acontecimientos en los ríos «Yurumanguí» y «Raposo», donde se presume una confrontación armada entre el Grupo Armado Organizado «ELN» y el Grupo Armado Organizado Residual «Jaime Martínez». Esta situación ha provocado el desplazamiento forzado de residentes en la vereda del río «Raposo», quienes recibirán atención como víctimas por parte de la Alcaldía Distrital de Buenaventura.

La mesa de trabajo contó con la presencia de importantes actores, entre ellos el Comandante de la Brigada de Infantería de Marina No.2 de la Armada de Colombia, representantes del Cuerpo Técnico de Investigación- CTI, la Defensoría del Pueblo, la Organización de las Naciones Unidas – ONU, la Personería Distrital, el Comandante de la Policía Nacional de Buenaventura, la Procuraduría Provincial, la Secretaría de Convivencia Distrital, la Secretaría de Gobierno Distrital y la Unidad Nacional de Protección – UNP.

La comuna No.11, específicamente el barrio Carlos Holmes, también fue objeto de análisis durante la reunión para abordar posibles problemáticas presentes en esta área específica.

Las Fuerzas Militares y de Policía han intensificado su presencia en el territorio, llevando a cabo patrullajes terrestres y controles fluviales. Con recursos logísticos y personal capacitado, se busca reforzar la seguridad en entornos urbanos y rurales, con el firme compromiso de salvaguardar la tranquilidad de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *