Desde el pasado 22 de enero, los colegios oficiales de nuestra ciudad dieron inicio al esperado calendario académico del 2024, abarcando también las instituciones ubicadas en la zona rural. Con el objetivo de combatir la deserción escolar, se ha implementado un conjunto de medidas que incluyen mejoras en infraestructuras y una extensa planta de docentes disponible para las instituciones públicas del municipio.

A pesar de los avances en la reducción de la deserción escolar, se aspira a alcanzar la meta de 20,500 estudiantes matriculados. Para lograrlo, el secretario de Educación, Francisco Girón, anunció una jornada de «Matriculatón» que se llevará a cabo del 29 de enero al 2 de febrero. Esta iniciativa tiene como objetivo ampliar la capacidad de cupos para nuevos estudiantes dentro de las instituciones. Además, se informa que aún existen matrículas abiertas en los colegios oficiales, brindando la oportunidad a aquellos que aún no lo han hecho de obtener un cupo de estudio.

La alcaldía de Tuluá, consciente de la problemática del consumo de drogas que afecta a estudiantes, docentes, padres de familia y la comunidad en general, ha anunciado la implementación de controles y medidas preventivas. Se llevarán a cabo jornadas complementarias en ámbitos culturales y deportivos, buscando ocupar el tiempo de los estudiantes de manera positiva. Además, en colaboración con la policía de infancia y adolescencia, se realizarán controles de seguridad y seguimiento dentro de las instituciones educativas para garantizar un ambiente propicio para el aprendizaje.

Este compromiso integral por parte de las autoridades locales demuestra la importancia que se le atribuye a la educación y al bienestar de los estudiantes en nuestra comunidad. Con acciones concretas y un enfoque preventivo, se busca construir un ambiente educativo seguro y enriquecedor para todos los estudiantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *