En un giro trágico durante la celebración de una fecha especial en un establecimiento público de Tuluá a finales del año pasado, lo que parecía ser un momento de alegría para una pareja se transformó en una pesadilla. Un hombre, impulsado por los celos, persiguió a su novia hasta su hogar en el barrio de la Inmaculada, causándole graves heridas con un arma cortopunzante.

«La mujer abandonó el lugar refugiándose al interior de su casa», relató el Teniente Coronel Nicolás Guillermo Suarez Plata, Comandante del Segundo Distrito de Policía de Tuluá. La víctima sufrió lesiones con secuelas permanentes, incluyendo deformidad física, como consecuencia del violento ataque.

El agresor, que había logrado evadir la justicia en el momento de los hechos, fue identificado gracias a una intensa investigación llevada a cabo por la Fiscalía General de la Nación en colaboración con la seccional de investigación criminal de la Policía Nacional.

En las últimas horas, el presunto feminicida fue capturado por orden judicial, y un juez lo envió a prisión por el delito de tentativa de feminicidio. Sorprendentemente, el detenido ya tenía antecedentes judiciales por agredir a su pareja en el pasado, utilizando en esa ocasión golpes contundentes con la empuñadura de un arma de fuego.

Además de su historial violento, se reveló que el agresor tenía vínculos con el comercio de estupefacientes, trabajando al servicio del grupo de delincuencia común organizada conocido como «La Inmaculada». Este arresto no solo representa un paso crucial en la lucha contra la violencia de género, sino también un golpe significativo contra la criminalidad en la región.

El Comandante del Segundo Distrito de Policía, Teniente Coronel Nicolás Guillermo Suarez Plata, destacó la importancia de la colaboración interinstitucional para asegurar la captura del agresor y garantizar la seguridad de la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *