En un contundente operativo, la Policía Metropolitana de Cali logró desmantelar un laboratorio clandestino dedicado a la producción masiva de licor adulterado. El hecho tuvo lugar en el barrio Potrero Grande, al oriente de la capital vallecaucana, y culminó con la captura en flagrancia de dos individuos clave en esta peligrosa cadena de producción.

Alias ‘Negro’ y su compañera sentimental habían acondicionado el último piso de un inmueble para llevar a cabo el procesamiento artesanal de licor adulterado. Este producto ilícito tenía como destino principal los locales comerciales y establecimientos abiertos al público en las Comunas 13, 14, 15, 16 y 21 de Cali.

Las autoridades también descubrieron que la red delictiva enviaba el licor adulterado en la modalidad de encomienda a municipios del suroccidente del país, incluyendo Tumaco y Pasto en el departamento de Nariño. Importante destacar que alias ‘Negro’ ya contaba con antecedentes judiciales por este tipo de actividad criminal.

En el allanamiento del lugar, se incautaron dos armas de fuego, más de 160 litros de aguardiente adulterado, 23 millones de pesos en efectivo, estampillas, tapas, cajas, botellas y otros elementos relacionados con la producción de esta sustancia ilegal.

Ambos detenidos fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación. Un Juez de Control de Garantías dictó medida de detención domiciliaria para el hombre, mientras que la mujer quedó en libertad, aunque continuará vinculada al proceso investigativo por usurpación de derechos de propiedad industrial y porte ilegal de armas de fuego.

Este operativo se suma a los esfuerzos recientes de la Policía en la lucha contra las redes criminales que buscan afectar el patrimonio económico de la nación y poner en riesgo la salud pública mediante la venta inescrupulosa de licor adulterado.

La comunidad es recordada sobre la extrema peligrosidad de los alcoholes falsificados, elaborados con productos químicos tóxicos que pueden ocasionar daños irreversibles a la salud e intoxicaciones masivas. Se insta a adquirir licor exclusivamente en lugares autorizados, verificar que el contenido no tenga impurezas y asegurarse de que los envases estén en buen estado. La colaboración ciudadana es crucial para erradicar estas prácticas ilegales que amenazan la seguridad y el bienestar de todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *