En respuesta a la temporada seca provocada por el Fenómeno de El Niño, el Gobierno Departamental del Valle del Cauca ha fortalecido sus acciones de monitoreo para identificar posibles afectaciones en los productores agropecuarios del territorio. A través de las Unidades Municipales de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata), se lleva a cabo una vigilancia exhaustiva en toda la región.

La Secretaria de Desarrollo Rural, Agricultura y Pesca, Ángela Reyes, enfatizó la importancia de la colaboración de los alcaldes de los municipios del departamento en este proceso. En sus palabras, «Hacemos un llamado a los alcaldes de todos los municipios del departamento para que a través de las Umata nos apoyen con el reporte de las afectaciones que está dejando esta temporada seca a nuestros agricultores.»

A pesar de que el departamento no se encuentra en alerta roja, se reconoce la necesidad de tomar medidas preventivas. Reyes indicó: «La fecha no estamos en alerta roja, pero sí debemos generar y organizar una ruta estratégica para ser preventivos frente a la situación que se está presentando con el Fenómeno de El Niño a nivel del país.»

Para garantizar una respuesta efectiva, se ha establecido un puesto de mando unificado para el sector agropecuario, desde donde se realizará un monitoreo constante de la situación. Además, se sistematizará la información recolectada para establecer una ruta de trabajo que permita atender las necesidades de los productores afectados por la temporada seca.

El Gobierno del Valle del Cauca reafirma su compromiso con el sector agropecuario y asegura que continuará trabajando en estrecha colaboración con las comunidades rurales para mitigar los efectos de la temporada seca y promover el desarrollo sostenible en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *