En respuesta a la temporada seca del año, influenciada por el Fenómeno de El Niño, la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, ha propuesto la creación de brigadas comunitarias como parte de las medidas de prevención en el departamento.

«La idea es identificar los sitios que recurrentemente se incendian, hablar con la comunidad alrededor de esos sitios y capacitarlos para que ellos mismos cuiden e informen inmediatamente. En esto nos pueden ayudar los Bomberos, que son los que saben dónde se presentan más incendios. Cuando uno tiene en cuenta a la comunidad para este tipo de cosas, la comunidad actúa y eso nos puede dar muy buen resultado», enfatizó la mandataria.

El capitán Álvaro Gutiérrez, coordinador ejecutivo de Bomberos del Valle del Cauca, subrayó la importancia del trabajo articulado con la Policía para abordar el tema de las quemas sin control, principales causantes de los incendios forestales en el país.

“Estas brigadas comunitarias deberían estar enfocadas al tema de prevención y que empiecen a ejercer ese control en el territorio. Incluso, sería lo más conveniente antes de que llegara la Policía Nacional. El apoyo de la comunidad siempre es fundamental. Porque la autorregulación es la mejor manera de que cualquier proceso salga adelante”, expresó Gutiérrez.

Francisco Tenorio, secretario de Gestión del Riesgo de Desastres del Valle, informó que en el departamento se han registrado más de 400 incendios forestales que han afectado cerca de 600 hectáreas. Tenorio señaló que las brigadas comunitarias estarán enfocadas en las comunidades rurales.

“Hemos visto en distintos escenarios que por las grandes distancias y la locación en donde se ubican estos incendios forestales, nuestros organismos de socorro como primeros respondientes, demoran o tardan hasta seis horas en llegar al sitio, entonces es muy importante crear estas brigadas”, precisó Tenorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *