En una declaración conjunta, la Gobernación del Valle del Cauca y la Procuraduría General de la Nación anunciaron medidas contundentes para abordar la creciente preocupación por la seguridad en los municipios del norte y centro del departamento.

«De acuerdo a los hechos que han venido sucediendo en Tuluá, en el norte del Valle, en Buga, ha venido a acompañarnos el Procurador Delegado para los Derechos Humanos», afirmó la gobernadora Dilian Francisca Toro.

La mesa de trabajo, que se llevará a cabo este jueves, reunirá a alcaldes, comandantes de la Policía y del Ejército para establecer acciones concretas. Toro enfatizó: «Vamos a lograr minimizar y acabar con estas bandas delincuenciales que están afectando tanto a la comunidad vallecaucana».

Ante la reciente comunicación de la banda ‘La Inmaculada’, la mandataria subrayó la importancia de mantener la tranquilidad en los municipios circunvecinos: «Es importante, pero necesitamos que esas extorsiones tampoco las hagan en los municipios aledaños porque necesitamos que la gente esté tranquila».

El Procurador Delegado para los Derechos Humanos, Javier Augusto Sarmiento, aseguró que la mesa de trabajo escuchará a empresarios, alcaldes y autoridades. «Es necesario no bajar la guardia y seguir fortaleciendo la seguridad en Tuluá y los municipios circunvecinos», afirmó Sarmiento.

La comunidad vallecaucana espera que estas acciones coordinadas resulten en estrategias efectivas para erradicar la inseguridad y devolver la paz a la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *