En un esfuerzo significativo para combatir la creciente amenaza de feminicidios, Cali fue el epicentro de la ‘Mesa de Alto Nivel para la prevención de feminicidios y otras violencias letales contra las mujeres en Colombia’. La gobernadora Dilian Francisca Toro enfatizó la importancia de cambiar la dinámica de protección, declarando: «No puede ser la mujer la que salga, que salga el hombre de las casas; esto hay que cambiarlo».

La propuesta de la Directora de Bienestar Familiar encontró eco, y la Gobernación del Valle ya está tomando medidas concretas, «contratando con casas de acogida para poder llevar a las mujeres que están en riesgo de feminicidio». Se destaca la necesidad de una legislación especial que asegure que las casas de acogida no sean solo refugios para mujeres, sino también un espacio donde los hombres abandonen el hogar en situaciones críticas.

Además, se firmó un convenio con la Fiscalía para apoyar la denuncia en zonas rurales. «Con la Fiscalía y Medicina legal hicimos un convenio para que Buenaventura en Juanchaco, Ladrilleros y su zona rural pueda tener también ese tipo de denuncias», detalló la gobernadora Toro.

La vicepresidenta y ministra de la Igualdad, Francia Márquez, subrayó la importancia de fortalecer los programas de atención psicosocial, reconociendo la conexión entre los feminicidios y la salud mental. «Tantos feminicidios nos dicen que hay un problema de salud mental», afirmó.

En lo que va del año, se han registrado 18 homicidios dolosos de mujeres en el departamento, con cinco catalogados como feminicidios. La secretaria de Mujer, Equidad de Género y Diversidad Sexual del Valle, Yurani Ordoñez, expresó su preocupación y destacó las iniciativas en marcha, como las «Escuelas de Masculinidades», para cambiar los imaginarios sociales y abordar la problemática desde sus raíces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *