En medio de los recientes acontecimientos en el municipio de Tuluá, el Teniente Coronel Nicolás Guillermo Suárez Plata, Comandante del Segundo Distrito de Policía, ha destacado varios temas preocupantes, especialmente relacionados con menores de edad y su involucramiento en actividades delictivas. En una entrevista exclusiva, el Teniente Coronel Suárez Plata enfatizó: «Tenemos que abordar la instrumentalización de los menores de edad en actos delictivos y la preocupante frecuencia con la que debemos realizar aprehensiones».

El comandante expresó su preocupación por la situación carcelaria de los menores, señalando que «los menores no deberían estar en centros carcelarios, sino en centros educativos». Además, hizo un llamado a los padres de familia para que asuman un rol activo en la educación y supervisión de sus hijos, evitando la deserción escolar y fomentando actividades educativas y recreativas.

Entre los incidentes más recientes, se destaca el caso de un menor de 17 años que se identificó como miembro de un grupo delictivo local, intentando extorsionar a un comerciante. La reacción de la comunidad, aunque comprensible, tomó un giro violento, resultando en graves lesiones para el menor. El Teniente Coronel Suárez Plata enfatizó la importancia de dejar el manejo de la justicia en manos de las autoridades competentes.

Otro incidente alarmante involucra a un menor de 15 años que, acompañado por dos amigos, consumió sustancias estupefacientes y posteriormente disparó contra ellos, causando graves heridas. La rápida acción de la Policía Nacional permitió la identificación y captura del agresor, quien enfrenta cargos por homicidio agravado y porte ilegal de armas.

En este contexto, el llamado a la acción recae en los padres de familia, instándoles a ejercer una supervisión más activa sobre sus hijos y a fomentar entornos seguros y educativos. La comunidad en su conjunto también debe evitar tomar la justicia por mano propia, dejando el manejo de estos casos en manos de las autoridades pertinentes.

La situación de los menores en Tuluá es un recordatorio contundente de la urgencia de abordar los problemas sociales y familiares que contribuyen a su vulnerabilidad y participación en actividades delictivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *