En una decidida acción contra el contrabando, la Gobernación del Valle del Cauca ha logrado el cierre de 48 establecimientos en 14 municipios del departamento en lo que va del año. Las operaciones, enfocadas en erradicar la distribución ilegal de licores y cigarrillos, han generado resultados significativos.

«Tenemos el Aguardiente Antioqueño, que es el que genera mayor impacto negativo dentro de todo este paquete de contrabando de licores. Hoy estamos trabajando respecto al Aguardiente Caucano y el Amarillo, que está metiéndose de una manera muy frontal al departamento sin permiso de comercialización», destacó Martha Isabel Ramírez, gerente de la Unidad Administrativa Especial de Impuestos, Rentas y Gestión Tributaria del Valle.

Las autoridades han llevado a cabo 144 visitas a establecimientos en diversos municipios, incluyendo Jamundí, Cali, Candelaria, Zarzal, Roldanillo, Toro, Caicedonia, Florida, Yumbo, El Dovio, Ansermanuevo, Sevilla, Argelia y Guacarí. Durante estas intervenciones, se logró la aprehensión de 250 unidades de licor y 102 de cigarrillos, todos distribuidos ilegalmente.

«Las sanciones que nosotros estamos manejando es el cierre del establecimiento cuando se ubican por primera vez productos ilegales. Estas sanciones van por número de productos, y también una sanción pecuniaria para quien reincide en la comercialización de estos productos ilegales», precisó Ramírez.

La gerente de Rentas del Valle explicó que la lucha contra el contrabando se basa en la Ley 1816 de 2016, la cual otorga a los departamentos la potestad de suspender los permisos para aguardientes anisados que compiten directamente con los producidos localmente. «Esto beneficia al departamento y fortalece las industrias licoreras que producen dentro de ellos. Nosotros percibimos muchísimos más impuestos porque la participación respecto de los licores que produce nuestra Industria de Licores del Valle es un porcentaje mucho más alto», añadió Ramírez.

La Gobernación del Valle del Cauca está redoblando esfuerzos para combatir el contrabando, cerrando establecimientos ilegales y aplicando sanciones contundentes. La lucha no solo busca proteger la industria local, sino también salvaguardar los ingresos tributarios del departamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *