En un gesto significativo hacia la protección de las comunidades afectadas por el conflicto armado en el Valle del Cauca, la Gobernación del departamento ha reafirmado su compromiso con la «Atención Inmediata a Víctimas del Conflicto» mediante la renovación del Acuerdo de Subsidiariedad con la Unidad Nacional para las Víctimas.

«La idea es que podamos adelantar esta apuesta de cara a poder responder de manera efectiva y ágil a la situación humanitaria que vive el departamento…», expresó María Camila Mantilla, Secretaria de Paz y Reconciliación del Valle.

Este acuerdo estratégico permitirá movilizar recursos departamentales para proporcionar asistencia humanitaria de emergencia, abarcando desde desplazamientos masivos hasta eventos individuales. La iniciativa también contempla la entrega de ayuda humanitaria esencial, como alimentos, kits de aseo, y apoyo para auxilios funerarios destinados a las víctimas del conflicto armado.

«Vamos a tener recursos del departamento dispuestos para hacer atención humanitaria de emergencia, poder atender eventos masivos e individuales de desplazamiento…», subrayó Mantilla.

En reuniones periódicas, se evaluará la situación del conflicto armado en el departamento, permitiendo una coordinación efectiva entre la Gobernación y la Unidad para las Víctimas. «Esta articulación nos va a permitir tanto a la Gobernación como a la Unidad para las Víctimas responder de manera oportuna, que proteja a las víctimas en esa etapa tan difícil…», afirmó Rosiris Angulo, Directora Territorial de la Unidad para las Víctimas del Valle.

La renovación de este acuerdo refleja el firme compromiso de las autoridades locales en proporcionar respuestas coordinadas y efectivas ante situaciones de emergencia, garantizando así la atención humanitaria inmediata a quienes más lo necesitan en el Valle del Cauca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *