En el marco de las recientes operaciones llevadas a cabo por la Armada de Colombia en la zona rural del Bajo Baudó, departamento del Chocó, cinco presuntos integrantes del Grupo Armado Organizado «Clan del Golfo» han decidido someterse voluntariamente a la justicia, marcando un hito significativo en la lucha contra el crimen organizado en la región.

Bajo la dirección del Batallón Fluvial de Infantería de Marina No.22, adscrito a la Fuerza de Tarea Conjunta «Titán», estos individuos, entre los cuales se encuentra un presunto cabecilla del frente «Baudó», han optado por dejar atrás una trayectoria delictiva que ha generado temor y zozobra en comunidades indígenas como Puerto Indio, Sarú 1, Sarú 2, Santa María de Condoto, Miacora, Divisa, Puerto Alegre y El Morro, todas en la zona rural del Bajo Baudó.

Uno de los sometidos a la justicia ha sido identificado como el responsable del transporte fluvial de alimentos para los miembros de la organización criminal. En un gesto colaborativo, entregó a las autoridades una embarcación utilizada para movilizar los suministros ilegales de la organización.

La colaboración de estos individuos ha llevado al descubrimiento de tres depósitos ilegales que albergaban un arsenal impresionante, incluyendo lanzagranadas, subametralladoras, carabinas, fusiles, escopetas y una considerable cantidad de munición. Este golpe a las estructuras del «Clan del Golfo» no solo debilita su poder delictivo, sino que también afecta sus economías ilegales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *