En las calles de Buenaventura, una figura destaca como faro de esperanza y cambio. La subteniente Sara Córdoba, conocida como la ‘Mujer de Acero’, lidera una iniciativa revolucionaria para combatir la violencia de género mediante las artes marciales.

La valiente oficial ha implementado clases de defensa personal en las que comparte su experiencia y conocimientos con mujeres locales. Desde niñas hasta amas de casa, un grupo diverso se ha unido a esta causa, buscando empoderarse y contribuir a la erradicación de las agresiones de género.

La subteniente Sara, reconocida deportista a nivel departamental y nacional, no se limita a enseñar técnicas de autoprotección; su enfoque se extiende a la sensibilización de la comunidad. Recorriendo los sectores vulnerables de la ciudad, busca crear conciencia sobre las violencias basadas en género, no solo entre las mujeres, sino también entre los hombres.

Con un éxito notable, la subteniente Sara ha capacitado a aproximadamente 40 mujeres y ahora trabaja en la implementación de una prueba piloto en el Departamento del Valle. Su visión va más allá de la defensa personal; busca establecer una red de seguridad y empoderamiento que transforme la comunidad.

La ‘Mujer de Acero’ se ha convertido en un símbolo de cambio y progreso en Buenaventura, inspirando a todos, sin importar su género, a levantarse contra la violencia. Su legado perdurará como un recordatorio de que, a través de la educación y la acción comunitaria, es posible construir un futuro donde todos vivan libres de temor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *