En el barrio Tomás Uribe, una ciudadana denunció ante la patrulla de vigilancia de la Policía Nacional que su hijo, de 37 años, habría sustraído $35.000 en efectivo de su lugar de residencia, el cual estaba destinado para la compra de la leche de su nieta

De inmediato, se inició la búsqueda del señalado, quien fue localizado metros más adelante; tras ser abordado, intentó darse a la fuga lanzando billetes de diferentes denominaciones que minutos antes habría hurtado a su progenitora.

De acuerdo con lo manifestado por la víctima, son constantes las veces que su hijo le hurta dinero en efectivo de su residencia con el objetivo de comprar sustancias estupefacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *