En una operación conjunta llevada a cabo en el municipio de Palmira, Valle del Cauca, las autoridades locales, en colaboración con la Policía Nacional, han logrado desmantelar un establecimiento dedicado al sacrificio ilegal de animales destinados al consumo humano.

La acción, coordinada por la Policía Nacional en conjunto con la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Seguridad, la Secretaría de Salud, la Personería y la Seccional de Carabineros y Protección Ambiental, se realizó con el objetivo de poner fin a esta práctica ilegal que representa un riesgo para la salud pública y el bienestar animal.

Durante el operativo, se incautaron más de 700 kilogramos de carne bovina, la cual estaba siendo sacrificada en condiciones no autorizadas por la legislación sanitaria vigente. Esta carne fue dejada bajo la custodia de la Secretaría de Salud local para su posterior destrucción, cumpliendo con los protocolos establecidos para garantizar la seguridad alimentaria de la comunidad.

La acción policial se llevó a cabo en estricto cumplimiento de la Ley 1801 de 2016, la cual prohíbe este tipo de actividades que atentan contra la salud pública y el bienestar animal. Las autoridades hacen un llamado a la ciudadanía para que denuncie cualquier actividad sospechosa relacionada con el sacrificio ilegal de animales, con el fin de erradicar estas prácticas nocivas para la comunidad.

La Policía Nacional reafirma su compromiso con la protección del medio ambiente, la salud pública y el bienestar animal, y continúa trabajando en conjunto con las autoridades locales para combatir este tipo de delitos en la región.

La colaboración ciudadana es fundamental para garantizar el éxito de estas operaciones y proteger la integridad de la comunidad Palmirana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *