El secretario de Gobierno, Martín Hincapié, hizo una declaración luego del incidente que tuvo lugar el sábado Santo en la caseta de la Junta de Acción Comunal del Barrio El Jazmín. Según reportes oficiales, se encontró a un grupo de menores consumiendo licor y marihuana en las instalaciones de la mencionada junta, en un evento que ha generado gran preocupación en la comunidad.

«Nos encontramos en la caseta de la Junta de Acción Comunal del barrio El Jazmín a una cantidad de menores que estaban allí compartiendo, consumiendo licor y en un sitio donde definitivamente se verificó que había consumo de marihuana», expresó Hincapié visiblemente consternado por la situación.
 
Lo que más preocupa a las autoridades es que no había ninguna persona responsable presente en el lugar, únicamente menores de entre 14 y 16 años, lo cual resulta incomprensible para el secretario de Gobierno. «Eso no es entendible, no es entendible cómo un padre de familia permite que su hijo a esas horas de la noche esté en la calle y más aún en un sitio donde se está consumiendo marihuana», añadió Hincapié.
 
Ante esta grave situación, los jóvenes fueron conducidos a la comisaría de familia, donde se requirió la presencia de sus padres para la correspondiente instalación previa y verificación de restablecimiento de derechos. Además, se tomarán medidas legales contra el establecimiento donde funciona la sede de la Junta de Acción Comunal, incluyendo la verificación de su titularidad y acciones legales conforme al código de convivencia.
 
«Queremos advertirles a todos los menores, a los padres de familia y hacer un llamado respetuoso a los establecimientos de comercio y demás sitios públicos. La fuerza pública y la Secretaría de Gobierno van a estar llegando a todos y cada uno de estos sitios, porque no podemos seguir permitiendo esta situación que se viene presentando en Tuluá», enfatizó el secretario.
 
Este incidente ha puesto en alerta a las autoridades locales, quienes han asegurado que continuarán realizando controles efectivos y aplicando la ley con rigurosidad para evitar que este tipo de situaciones se repitan en la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *